Facebook

Bienvenidos a La Barranca

Hasta Siempre Amigo

Querido Leo,

 

Corría el 2007 y casi como si fuera ayer….. nos subíamos a este barco lleno de sueños que es nuestro club… y dimos el puntapié inicial para que la pelota comience a correr de la mano de los niños, de los padres en este sueño alocado y fundacional que impulsa nuestro club….

 

Y la pelota rodo de tu mano y de la de los demás haciendo un grupo cada vez mas numeroso corriendo detrás de esa pelota y de esos sueños de ver un club nuevo fundado en principios, en valores….

 

Casi pellizcándonos soñábamos con un club cada vez mas grande jugando en grandes ligas… y nos reíamos de placer cuando aterrizábamos en la realidad,… pero… nunca nos permitimos no soñar… Y la pelota no se detuvo en su carrera y comenzó entonces el inicio de la liga y el sueño consagratorio de ver crecer un club de abajo hacia arriba hasta llegar a la posibilidad de tener no solo infantiles sino juveniles….

 

Solo ahora en este momento nos preguntamos…….Y ahora como corre la pelota …… sin vos.!!!!! Junto a tu hermosa familia, tus hijos, esposa, sabrgás guiarnos desde alguna estrella, seguramente la que irradie mas luz, sabiendo que ganaste en nosotros un sentimiento del que pocos son los merecedores… AMOR!!

 

Hasta siempre amigo!!!

Club Social y Deportivo La Barrana

————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Bienvenido a nuestro Club, que es decir, bienvenido a un sueño. Por eso, cuando a “La Barranca” llegues, te pediremos que pises con cuidado, porque estarás pisando un sueño.

Dice el poeta “que los sueños, sueños son”; pero hallarás que, en “La Barranca”, los sueños florecen. Y que “florecen como el árbol del camino, sin saber quién se llevará sus flores”.


Ven, entonces, a compartir sueños; a vivir momentos diferentes que nos serán edificantes, y alegres, y amenos.
Y trae sueños, y llévate flores.Pasaron 200 años desde el nacimiento de la Patria, y todavía estamos en un proceso formativo, de una nación que nos sintetice, que nos una, que nos permita algún día unificar la idea de un horizonte común, sin desencuentros, pensando en la dignificación del ciudadano, y al hombre como destinatario de toda la actividad humana.

Claro, pensemos si pasó ya ese tiempo, cuanto falta para llegar a esa meta, quizás muchos años más, pero necesariamente volver a creer en el asociativismo, en el otro, en un proceso de construcción, en crear un espacio de promoción del deporte como herramienta que posibilita la inclusión, la integración y la transformación social. Generar redes solidarias en la comunidad, que faciliten la difusión de una cultura de tolerancia, inclusión y trabajo en equipo, a través de la práctica deportiva. Establecer relaciones institucionales de cooperación y trabajo, que consoliden y amplifiquen el impacto de las acciones, en diferentes escalas sociales. Crear herramientas de difusión, que permitan establecer mayor vínculo con la comunidad, y poniendo así humildemente un grano de arena a la conformación de una sociedad mejor.

Los clubes deportivos son espacios públicos donde los individuos intercambian pensamientos, sentimientos, activan sus potencialidades, produciéndose una revalorización continua del individuo, el grupo y las prácticas que engrandecen al ser humano como persona.

La función del club barrial fue modificándose, en años anteriores eran clubes sociales, recreativos y deportivos, dónde las actividades y prácticas eran más diversificadas.

Desde el club, surgían todos los proyectos para mejoramiento del barrio o vecinos en particular (beneficios para vecinos enfermos, ayuda en caso de siniestros, catástrofes, festividades populares, aprendían todo tipo de artes y oficios, porque no existían escuelas especializadas o técnicas, etc.).Estamos atravesando un período, donde se produce una cesión de espacio por parte de estas instituciones, a otras con características diferenciadas, destacándose el individualismo y no el compañerismo, solidaridad, ayuda social como ocurría en los clubes. Ejemplos de ello son los ciber, video juegos, etc.

Redoblar la apuesta y volver a creer en los clubes es el desafío, de eso se trata, bien se podría pensar porque no otra forma asociativa, pero no. Asociación Civil sin fines de lucro, es lo que corresponde y lo que la sociedad necesita, mas asociativismo, un espacio donde poder aportar a la construcción en el cara a cara, con otra mística social, una sociedad diferente.

Como dijera el creador de la Red Solidaria Argentina Juan Carr: ”Para cambiar el mundo y transformarlo no hace falta una gran inversión eco-nómica, falta que culturalmente la gente empiece a mirar al otro, a levantar los ojos, a comprometerse con el otro, a pensar en la comunidad, en la participación. La honestidad. El compromiso. No hace falta plata para cambiar la realidad, hace falta compromiso. Resulta más fácil dar un cheque que comprometerse”

“La Barranca” Club Social y Deportivo